Albert Suárez se ajusta al béisbol japonés

Publicado el 07/03/2019
Por Prensa Leones del Caracas / Andreina Salas Guzmán

Albert Suárez se bajó del avión el pasado 26 de enero y lo primero que notó al salir del aeropuerto fue que el volante estaba del lado derecho del taxi y que se manejaba por el lado izquierdo de la vía. “Desde ahí me di cuenta que todo sería muy diferente”, reconoció.

Sin embargo, rápidamente vio cómo, aunque todo le parecía que estuviera al revés, estaba bien pensado y funcionaba de forma perfecta. “Era un diferente bueno”, agregó. “Estar aquí es muy distinto sí, pero es muy bueno y todo lo que está alrededor del béisbol también”.

Suárez está en Japón para vivir su primera experiencia en la liga japonesa de béisbol profesional, luego de que firmara un contrato por una temporada con los Tokyo Yakult Swallows, y tras poco más de un mes en la capital nipona ya se ha adaptado al sistema oriental.

“Los entrenamientos de los japoneses son muy distintos al estilo americano al que nosotros estamos acostumbrados”, explicó. “Aquí se entrena muchísimo más con un sistema más complejo. Toda la preparación es mucho más larga: más tiempo para calentar, para estirar, para batear, para hacer bullpen, etc. Gracias a Dios he podido adaptarme a todo eso y no he tenido que cambiar mucho mi rutina porque ellos a los extranjeros les dan un poquito de libertad para que uno lleve el mismo ritmo que trae”.

El cambio que sí ha hecho Suárez es el de incorporar más actividad física a la que ya venía acostumbrado a trabajar. “Hago mucho más trabajo físico y eso me ha ayudado y me mantiene listo. Nosotros empezamos la pretemporada el 30 de enero y estamos jugando hasta octubre-noviembre si Dios quiere, entonces hay que mantenerse sano y en forma y por eso entrenan tan duro en esta época, para aguantar en forma y saludable todo el año”, señaló vía telefónica desde el complejo de ligas menores del equipo, donde cumple con su trabajo mientras el equipo grande está de gira.

“El cambio y mi fortaleza física lo he notado en mis sesiones de bullpen. Los japoneses en bullpen hacen mínimo 80 pitcheos, yo no lo hago así pero he lanzado hasta 55 envíos, que eso para uno es bastante en un bullpen, y me he sentido bien al siguiente día así que definitivamente está funcionando todo el entrenamiento”, complementó.

Pero no todo es trabajo, el diestro también ha tenido que adaptarse a las rutinas de trabajo de los lanzadores que incluyen más días libres.

“Al principio es extraño pero en el beisbol uno está acostumbrado a hacer ajustes. Aquí todos los lunes son libres a menos de que te toque lanzar el martes, pero de lo contrario ese día todo el mundo está libre. Además –explica- cuando eres abridor, al día siguiente que abres te toca entrenar pero el segundo día también estás totalmente libre y no lanzas en un juego otra vez sino hasta el sexto día, en lugar del quinto que es lo que estamos acostumbrados nosotros. Entonces ahí también se justifica todo el trabajo físico para mantenerte listo”.

El lanzador caraquista ya está ansioso por que inicie la temporada el próximo viernes 29 de marzo en la que no solo luchará por el título sino en la que tendrá una divertida rivalidad con su hermano, Robert Suárez, quien ha sido su mayor fuente de información sobre lo que es la liga japonesa.

“El equipo se ve muy bien este año, lo que he visto en estos juegos de pretemporada me gusta, hay un buen equipo tanto ofensiva como defensivamente”, sentenció. “Este equipo llegó lejos el año pasado y de parte de los coaches no esperan menos así que este año tenemos que igualar la actuación del año pasado o quedar campeones. Las expectativas son grandes, para mí sería un honor llevar un título aquí. No todo el mundo tiene uno. Además que mi hermano consiguió su título el año pasado así que este año me toca a mí”, agregó entre risas.

“Sin duda hay una rivalidad con mi hermano aunque no estamos en la misma división y solo nos enfrentaremos tres veces en el año antes de la serie de campeonato. Siempre había querido venir a verlo jugar y no había podido, pero él me había hablado bastante de la liga y ahora estoy aquí. Sin duda una cosa es que te lo cuenten y otra estar aquí, cuando lo vives dices ‘wow, esto es mejor de lo que yo esperaba’”, concluyó.

 

 

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD