Leones apaleó a Tiburones y mantiene el ritmo victorioso

Publicado el 01/12/2018
Por Prensa Leones del Caracas / Andreina Salas Guzmán

El lanzador Matt Pearce consiguió su primera victoria de la temporada (FOTO: AVS Photo Report)

La ofensiva de los Leones del Caracas explotó y el pitcheo estuvo impecable para que el equipo derrotara con contundencia a los Tiburones de La Guaira 11-2 en el estadio Universitario.

Con 16 imparables y 11 carreras, la mayor cantidad para el equipo en la temporada, la manada mostró su autoridad y se llevó el quinto clásico capitalino para dejar la serie particular en 4-1.

“El juego lo comenzó el buen trabajo con (Matt) Pearce. Se enfrentó a un equipo que trabaja muy bien y los dejó fuera de balance. Los bates se encendieron hoy y espero que siga eso así”, celebró el manager Mike Rojas. “Estábamos esperando por la confianza de las victorias y así debemos seguir trabajando. Hoy fue un juego bueno pero mañana tenemos un doble juego largo y hay que prepararnos partido a partido”.

La ofensiva melenuda comenzó su accionar desde temprano y en el segundo inning fabricó un trío de anotaciones remolcadas por José Rondón, Gregorio Petit y Maikol González. Sin embargo, fue en el quinto cuando la toletería mostró todo su nivel.

Harold Castro conectó un sencillo por el medio del campo y Harold Ramírez se embasó por un error de la defensa litoralense. Luego, Ramón Cabrera y Wilfredo Tovar conectaron hits consecutivos que remolcaron carreras y Eduard Pinto negoció un boleto que llenó las bases.

Fue entonces cuando Rondón dio un hit por el jardín izquierdo que trajo dos más y Petit recibió otra base por bolas para congestionar nuevamente las almohadillas y que Maikol González diera otro imparable que coronó un rally de seis anotaciones para la manada.

“Estoy aprovechando las oportunidades que me está dando el manager y tratando de hacer el mejor trabajo”, dijo González. “Ramón Castro y Antonio Armas me han ayudado mucho, estoy agarrando los consejos que me han dado para mejorar mi bateo porque ellos ven el juego desde afuera.

“Ha hecho tremendo trabajo”, lo alabó el estratega. “Nos ha ayudado a nosotros arriba y abajo en la alineación. Es un bateador de bases por bolas que toma muchos pitcheos y eso es clave para estar ahí”.

El trabajo de la ofensiva respaldó la gran labor del estadounidense Matt Pearce, quien lanzó seis innings completos en los que solo permitió cuatro hits y abanicó a cinco rivales.

“La clave del juego fue atacarlos desde temprano”, dijo el serpentinero. “Pude localizar mi recta muy bien, mi curva también funcionó, pero especialmente mi recta fue clave para sacarlos out rápido”.

“Estuve todo el juego en la misma página que Ramón Cabrera y mantuvimos el plan durante todo el encuentro. Tienen muy buenos bateadores pero estaban haciendo swing temprano y aproveché eso para sacar ventaja”, agregó.

Pearce ha lucido en sus tres presentaciones de esta temporada al lanzar 15.0 innings en los que solo ha permitido una carrera. “Sigo el mismo plan con todas mis salidas”, explicó quien hoy se llevó la primera victoria de su carrera en la LVBP. “Vemos el lineup y los pitcheos que funcionan temprano en la cuenta y nos mantenemos apegados a eso”.

El manager Mike Rojas solo necesitó un relevista para completar el juego y sellar la victoria que volvió a dejar al Caracas con récord de .500 (21-21).

Francisco Ríos fue el encargado de lanzar los últimos tres episodios para llevarse el salvado y, aunque permitió par de carreras sucias, la ofensiva melenuda hizo una más en el noveno remolcada por Jeffrey Báez para volver a ampliar la diferencia.

“Eso es muy importante. Tenemos el bullpen fresco y listo para mañana que es un día largo vamos a prepararnos día a día y esperamos mantener el ritmo.

El Caracas recibe mañana a su eterno rival, los Navegantes del Magallanes, para disputar una doble cartelera de 9 innings cada juego a partir de la 1:00 pm.

 

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD