Márquez: “Quiero ser el número uno”

Publicado el 12/03/2018
Por Prensa Leones del Caracas / Andreina Salas Guzmán

Germán Márquez lo tiene claro. Para él no es suficiente ser parte del staff de lanzadores y estar en la rotación de los Rockies de Colorado. El diestro quiere ser el abridor número uno de su equipo.

“Esa es mi meta”, dijo ayer a los medios estadounidenses tras su presentación en el spring training. “No quiero ser un nombre más que rellene puestos en la rotación. Quiero ser el número uno, hacerlo bien y ayudar al equipo a ganar”.

Para lograrlo, Márquez trabaja desde el receso de temporada en agregar el cambio a su repertorio que ya incluye recta, curva y slider. “Trabajé muy duro”, reconoció. “Tengo que ser capaz de lanzar ese envío en un juego y tener éxito. Cuando llegué al spring training sentí que estaba bien localizado y cada bullpen y cada presentación lo mejora más”.

“Sin duda se ve como alguien que puede estar en los primeros puestos de la rotación”, lo alabó Bud Black, manager de los rocallosos. “Creo que será un abridor por mucho tiempo y que tendrá éxito en este nivel”.

“Eso es algo que se puede ver por su mecánica de lanzar, sus rutinas de trabajo y su aptitud”, continuó el estratega. “Combinas eso con su recta de más de 90 millas, sus pitcheos quebrados y el cambio que está desarrollando y se ve un muy buen futuro”.

Márquez dejó ver parte de ese potencial el año pasado cuando fue el líder en victorias entre los novatos en MLB con 11. Sin embargo, en esta primavera, el diestro ha tenido algunos problemas y en tres presentaciones tiene marca de 1-1 con 10.57 de efectividad.

“Son los entrenamientos, no me preocupo”, dijo Black. “La localización de sus envíos ayer estuvo terrible, pero su mecánica estuvo bien y esas son las cosas en las que debemos fijarnos. Además, entre el año pasado y este hemos visto que se ha convertido en un pitcher y no simplemente en alguien que lanza, está analizando las situaciones de juego y tiene un plan, eso es algo bueno de ver”.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD