Miguel Molina es el nuevo miembro de la manada

Publicado el 15/02/2017
Por Prensa Leones del Caracas / Andreina Salas Guzmán

Miguel Molina está recogiendo los frutos de su esfuerzo y finalmente hoy pudo cumplir el sueño de firmar contrato con su equipo desde niño, los Leones del Caracas.

El maracayero empezó a jugar beisbol a los seis años en su ciudad natal. Sin embargo, no fue sino hasta los 16 que empezó la transición para la posición de receptor.

"De pequeño uno siempre juega todas las posiciones", contó el toletero. "Yo hacía de todo y, de hecho, lo que menos me gustaba era ser catcher. Siempre quise ser infield, tercera base especialmente".

"Pero ya me acostumbré y ahora me gusta. Creo que es la posición más difícil porque eres el único que está viendo el juego desde ese ángulo, tienes que trabajar con los pitchers, etc", agregó.

Molina, quien en Estados Unidos pertenece a los Padres de San Diego, cree que su fortaleza es la defensa por eso se ve como titular el día que debute con Leones. "Ya me imagino ese día, sueño con él desde pequeño. Firmar este contrato es cumplir mi sueño y es un logro que estaba esperando porque es un premio al esfuerzo y a la constancia", concluyó.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD